¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

¿Estás pensando en conseguir una tarjeta de crédito y quieres saber cómo funciona exactamente? ¡Has llegado al lugar indicado!

Darle un buen uso es fundamental para controlar bien tus gastos y tu economía en general, así que es importante que conozcas sus pros y contras, así como todas las posibilidades que te ofrece.

¿Qué es una tarjeta de crédito y para qué sirve?

Una tarjeta de crédito es un plástico rectangular que te permite comprar productos o servicios a modo de crédito. Es decir, la entidad emisora de la tarjeta pagará al comercio el importe de tu compra y tú, posteriormente, deberás liquidar la cantidad adeudada con tu entidad.

  • ¿Su principal ventaja? Que puedes comprar cosas antes, sin tener el dinero en tu cuenta.
  • ¿Su principal desventaja? Que puedes caer en la tentación de no darle un uso responsable y terminar repleto de deudas. Por otra parte, al tratarse de un crédito, normalmente suelen haber intereses si no devuelves tu crédito a tiempo.

Por eso, es de suma importancia que seas consciente de cómo funciona y cómo usarla correctamente.

Su funcionamiento no tiene ningún misterio: Es tan fácil como mostrar tu tarjeta de crédito al pagar y deslizarla por el terminal correspondiente para realizar el pago. Hoy en día su uso está muy extendido y muchos comercios permiten el pago con tarjetas de crédito.

Es importante que siempre lleves una identificación contigo, ya que muchos negocios querrán confirmar tu identidad para comprobar que realmente eres el dueño de la tarjeta.

Existen varias redes para este tipo de transacciones con tarjeta, aunque las más conocidas son Visa, MasterCard y American Express.

como funciona una tarjeta de credito

¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta de débito y una de crédito?

Es una pregunta muy habitual y te la respondemos de forma fácil y clara:

  • Tarjeta de crédito: Pagarás con dinero que no es tuyo sino de la entidad que te ha concedido la tarjeta, como si fuera un préstamo que tendrás que devolver.
  • Tarjeta de débido: Pagarás con dinero tuyo que está en tu cuenta. Si tu cuenta no tiene suficientes fondos, no podrás realizar la compra.

¿Cómo solicitar y obtener una tarjeta de crédito en México en 2020?

Sacar una tarjeta de crédito es algo sencillo. Simplemente tienes que acudir a tu banco preferido y solicitarla.

Dependiendo de tu historial crediticio, tus ingresos y ahorros actuales, así como otros factores, tu banco determinará si te la conceden o no y establecerán una línea de crédito para ti (con una cantidad máxima del crédito que puedes tener).

A partir de ahí, se te hará entrega de la tarjeta, que como ya sabes incluye un número único, una fecha de vencimiento y un código de seguridad. Todos estos datos son necesarios si, por ejemplo, quieres hacer una compra online. Es importante destacar que deberás firmarla en el reverso al momento de recibirla, para mayor seguridad.

Como ves, obtener una tarjeta de crédito es algo fácil y bastante rápido, siempre que no cuentes con un historial financiero muy negativo.

tarjeta de credito en mexico

¿Cómo pagar con una tarjeta de crédito?

Como ya te hemos comentado, para pagar con tu tarjeta de crédito de forma presencial en cualquier negocio es tan fácil como deslizarla por el terminal correspondiente e introducir el código de seguridad (si el importe lo exige).

Lo único que debes tener en cuenta es que muchas veces te pedirán que te identifiques para verificar que eres el dueño y, al final, te harán firmar un voucher que tiene el papel de un pagaré y recibirás una copia a modo de comprobante.

Al momento de pagar, será el banco quien pague al negocio y tú, posteriormente, deberás devolver ese préstamo anticipado a tu banco. ¿Cómo? Pues haciendo el abono correspondiente en tu tarjeta para que esta vuelva a tener el saldo de antes. Si llegaras a agotar el saldo de tu tarjeta, no podrías hacer más compras ya que habrías sobrepasado el límite de tu línea de crédito.

A continuación respondemos a preguntas habituales sobre cómo funciona y cómo se paga con una tarjeta de crédito:

¿Es posible diferir los pagos en varios meses con una tarjeta de crédito?

Esto es algo que no solo dependerá de tu tarjeta de crédito sino del comercio en cuestión. Si cuentan con alguna promoción para poder diferir pagos, entonces tendrás la opción de hacerlo. Sin embargo, presta mucha atención a si se te añadirán intereses por el hecho de fraccionar el importe mes a mes, ya que en ese caso acabarás pagando más.

¿Cuándo deberé pagar a mi banco el crédito prestado?

Como ya has leído, es el banco quien paga al comercio al momento de realizar una compra y eres tú quien debe devolverle dicha cantidad (con los intereses correspondientes, si es que los hay).

La pregunta es: ¿Cuánto tiempo tengo desde el momento de la compra? Pues bien, esto ya es algo que dependerá de las condiciones de tu banco y tu tarjeta, pero debes saber que siempre existe una fecha fecha de corte y una fecha límite de pago que debes respetar si no quieres pagar más intereses de la cuenta:

  • Fecha de corte de una tarjeta de crédito: Una vez al mes hay una fecha de corte (que siempre es la misma), donde se suman todos los gastos del último mes, que deben ser saldados.
  • Fecha límite de pago de una tarjeta de crédito: Después de 20 días de la fecha de corte, nos encontramos con la fecha límite, que es el último día que tienes para pagar todos los gastos acumulados del último mes.

¿Cuáles son los costes de tener una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito acarrea una serie de gastos que debes conocer:

  • Cuota anual: Es posible que tengas que pagar una cuota fija anual de mantenimiento (depende de cada tarjeta).
  • Comisiones: Es posible que tengas que pagar comisiones por hacer determinadas operaciones con tu tarjeta (retirar dinero, consultar el saldo, etc.), aunque es algo que depende de cada tarjeta.
  • Intereses:  Si pagas más tarde de la fecha límite, tendrás que pagar intereses añadidos a tus gastos. Además, en este retraso no has pagado la cantidad mínima que debías, los intereses aumentan por morosidad.

Así que, en resumen, si vas a tener una tarjeta de crédito no te hagas esclavo de ella y úsala con responsabilidad.